Rosario Central, aplastó y goleó a Huachipato para subirse a la cima del grupo

En el Estadio Florencio Sola, el Canalla le ganó al Huachipato chileno por 5-0 y quedó primero del grupo A. Gamba, Vecchio de penal, Gutiérrez en contra, Martínez y Martínez Dupuy los goles.

Rosario Central goleó por 5 a 0 a Huachipato y le arrebató la punta del grupo A de la Copa Sudamericana, que ahora manda con 10 unidades tras jugarse la quinta fecha, en un buen partido jugado en el estadio de Banfield, donde hizo de local el conjunto rosarino.

Los tantos fueron convertidos por Lucas Gamba, Emiliano Vecchio de penal, Joaquín Gutiérrez en contra y Damián Martínez, en el primer tiempo, y Luca Martínez Dupuy, en el complemento.

Rosario Central jugó un gran primer tiempo, de menor a mayor, en el que superó a Huachipato en el manejo de la pelota, en el anticipo, en la generación de numerosas llegadas y, sobre todo, en la contundencia para irse al vestuario con un atípico 4-0 que, en realidad, se quedó corto para reflejar las abismales diferencias que hubo entre ambos equipos.

Huachipato, un equipo estructurado con buenos jugadores que hacen un culto de la tenencia y de los ataques verticales, esta noche se encontró en ese primer tiempo con la mejor versión de Central, que construyó una victoria a partir de una auténtica lección de fútbol.

Huachipato jugó mejor en el primer cuarto de hora, cuando se adueñó de la pelota y atacó por las bandas, pero sólo llegó al minuto en un mal cierre de Ávila con Jorge Broun.

El local se adueñó de la pelota pasados esos primeros minutos y avisó a los 4′ con un gol anulado por infracción de Ávila a Cuevas, con una palomita tras un córner de Vecchio, y a los 16′ con una gran jugada colectiva en la que tocaron Ojeda, Zabala, Gamba, Zabala y Ruben, que este último remató y el arquero salvó al córner.

El dominio y las llegadas de Central eran abrumadores, al punto que rodeaba el área y no podía definir, como a los 25′ cuando Gamba metió un centro pasado desde la izquierda que Zabala remató de primera y el arquero Castellón salvó en el primer palo y en el rebote Cuevas le cometió un claro penal a Vecchio, no sancionado por el uruguayo Ferreyra.

Hasta que a los 27′ el resultado se amigó con la justicia cuando Damián Martínez la metió larga por derecha al pique de Gamba, quien le ganó la posición con el cuerpo al cierre de Tapia y se fue solo hacia el arco y definió con maestría, con un zurdazo que entró en el ángulo superior derecho del arco de Castellón.

Huachipato pateó por segunda vez al arco a los 30′ del primer tiempo cuando Almada la perdió en la salida, Martínez habilitó a Poblete por la izquierda y éste remató y la pelota pegó en la parte externa de la red.

Y Central metió tres goles en 10 minutos: a los 36′ Vecchio definió con sapiencia un penal de Tapia a Gamba. A los 40` Gamba se la ganó a Gutiérrez por la izquierda del área, tocaron Zabala y Martínez y su centro fue empujado al gol por Joaquín Gutiérrez antes que Gamba. Y a los 45′ tocaron de izquierda a derecha Ruben, Gamba, Damián Martínez y Zabala, quien tiró el centro y el propio Martínez definió con un toque de zurda, en el primer palo.

El segundo tiempo fue literalmente prescindible, al extremo que Huachipato llegó tres veces con un remate de Cuevas y dos de Baeza, bien atajados por Broun, y Central, que también se perdió jugadas de contraataque, anotó el quinto a los 33′ cuando el ingresado Luca Martínez Dupuy definió en gran forma un rebote y la colocó abajo, junto al poste derecho.

Así, los muchachos de Cristian «Kily» González, a quien estuvieron a punto de echar si no ganaba el clásico (se impuso 3-0), dieron una lección de fútbol, golearon a Huachipato y ahora esperan a 12 de Octubre de Paraguay en la última fecha, en la que dependen de sí mismos para clasificarse

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021