Los Gladiadores vencieron a Croacia y sueñan con la clasificación a cuartos de final en el Mundial de handball.

Una victoria inolvidable para los Gladiadores que derrotaron a Croacia en el Mundial de Egipto y dieron un gran paso a la clasificación de cuartos de final. 

Las aspiraciones de los Gladiadores es de alcanzar los cuartos de final del Mundial de Egipto, y para ello el seleccionado argentino de handball le ganó a Croacia por 23-19 por la segunda fecha del Main Round que definen a los dos equipos del Grupo 2 que clasificarán a la siguiente etapa. 

A los Gladiadores sólo le servía lograr la victoria y consiguieron el triunfo más importante de la historia para el handball argentino para seguir soñando con meterse entre los ocho mejores. El lunes buscará sellar el pasaje ante Qatar.

El comienzo del encuentro, no podía ser mejor para los Gladiadores con una defensa rígida, y un rápido contraataque. La eficacia del arquero Leo Maciel para contener los embates de los Croatas fue fundamental para la diferencia inicial de 5-0 a favor de los Gladiadores que dejaron atónito a Croacia, en los primeros 10 minutos de juego. 

Las expulsiones parciales ayudaron a los croatas a ponerse en partido promediando la primera mitad de la etapa inicial. Se situaron a un gol (6-7) llegando a los 20 minutos. Los Gladiadores habían perdido intensidad y puntería en sus avances. La primera etapa se termino igualados en 12.

En el segundo tiempo, Croacia pasó al frente por primera vez en el encuentro, pero enseguida los Gladiadores se «enchufaron» y en un buen pasaje de juego pasaron al frente 15-13. El juego fue golpe por golpe. A los 8 minutos, el conjunto nacional perdió a Gonzalo Carou, que vio la tarjeta roja. Por entonces, se agrandaba además la figura de Ivan Pesic, que desde que tomó el lugar de Marin Sego entre los tres palos de los europeos hizo más chico el arco. Leo Maciel, respondia en el arco argentino con varias atajadas importantes (además convirtió de un gol de arco a arco) y Juan Bar cuando ingreso sumó una tapada en un penal. Los croatas estuvieron casi 15 minutos sin marcar. Y el equipo albiceleste aprovechó esos minutos para ser efectivo y tomar una ventaja de 19-15. Y con el reloj apremiando, el ida y vuelta fue negocio para la Argentina, que puso alma y vida para sostener una victoria histórica 23-19, que fue trabajada y merecida para seguir soñando con los cuartos.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021