Otra vez una fiesta clandestina es desbaratada por la policía

Una fiesta clandestina a la que asistieron más de 30 personas fue realizada en Iglesia. La Policía procedió ante un llamado al 911 y lograron detener a gran parte de los presentes.

El hecho, que tuvo lugar en la madrugada de este domingo, ocurrió en Ruta 150 a 300 metros de la calle El Tiro. Allí, los efectivos constataron que había una fiesta clandestina en donde no se cumplía con los protocolos sanitarios impuestos en el marco de la pandemia de coronavirus.

En el procedimiento, los agentes lograron detener a 38 personas, mientras que otras se dieron a la fuga. Había menores en el lugar.

La Policía logró secuestrar alrededor de 15 autos de alta gama y también bebidas alcohólicas. Intervino personal de la Comisaría 22.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021