7 de cada 10 pacientes recuperados de COVID-19 conservan al menos un síntoma 6 meses después

Las consecuencias para la salud a largo plazo del COVID-19 siguen siendo poco claras. Hasta la fecha, la pandemia mundial de COVID-19 provocó más de 91 millones de casos confirmados y un millón 900 mil muertes en todo el mundo.

Sin embargo, pese a todo lo que en el último año se supo de la nueva enfermedad infecciosa causada por el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2), aún quedan muchas incertidumbres por revelar, entre ellas, qué ocurre a largo plazo con los síntomas persistentes en los pacientes recuperados.

Ahora, un nuevo estudio realizado en Wuhan, China, buscó describir las consecuencias para la salud a largo plazo de los pacientes con COVID-19 que fueron dados de alta del hospital e investigar los factores de riesgo asociados, en particular la gravedad de la enfermedad.

“Debido a que el COVID-19 es una enfermedad tan nueva, apenas estamos comenzando a comprender algunos de sus efectos a largo plazo en la salud de los pacientes”, dijo en un comunicado el doctor Bin Cao, del Hospital de la Amistad China-Japón y la Universidad Médica Capital, quien dirigió el equipo de estudio.

“Se describieron explícitamente las características epidemiológicas y clínicas, la patogenia y las complicaciones de los pacientes con COVID-19 en fase aguda, pero las consecuencias a largo plazo de la enfermedad siguen siendo poco claras”, aseguran los investigadores en la publicación de la revista The Lancet.

La investigación es la más grande de su tipo realizada hasta ahora y dejó ver que el 76% de los pacientes (1265 de 1655) informaron al menos un síntoma durante el seguimiento y se observó un porcentaje más alto en las mujeres. Los síntomas más comunes después del alta fueron fatiga o debilidad muscular en 1038 de 1655 pacientes (63%) y dificultades para dormir en 437 de 1655 (26%). Además, el 23% (367 de 1617) de los participantes informaron ansiedad o depresión durante el seguimiento, que fue más común en las mujeres.

“Se requieren con urgencia estudios de seguimiento a largo plazo sobre síntomas persistentes, función pulmonar, problemas físicos y psicológicos de los pacientes dados de alta -insistieron los investigadores-. Sólo se publicaron unos pocos estudios con un tamaño de muestra limitado, con la mayor duración de seguimiento de tres meses tras el alta hospitalaria”.

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021