La Academia empató ante Flamengo y se jugará la clasificación en Río

Noche de Copa Libertadores en Avellaneda. Con un un partido muy caliente, por la intervención del VAR y con varias polémicas, Racing igualó 1 a 1 ante Flamengo. La serie queda abierta, de cara a la revancha en el Maracaná, el próximo martes.

En medio de una corriente adversa que navega Sebastián Beccacece, el DT de la academia preparó un plan de juego para neutralizar al Mengao. La sorpresa fue la aparición del uruguayo Fabricio Domínguez, de 22 años, que tuvo su estreno en la Academia la semana pasada, en Tucumán.

El mediocampista erró un penal ante Atlético, pero igual Beccacece le dio su confianza. De sus pies nació el gol: una corajeada por derecha que terminó en centro y gol de Héctor Fértoli. Pareció una descarga necesaria en los primeros minutos. Pero duró sólo ese minuto antes mencionado. Lo que a la Academia le costó mucho esfuerzo el visitante lo resolvía fácil: Bruno Henrique ganó por izquierda y, de cachetada, habilitó a Gabriel Barbosa para el 1 a 1. Entre Bruno Henrique, que le sacó brillo al ángulo izquierdo de Arias, y Domínguez, estuvo el duelo del primer tiempo.

El equipo de Beccacece recuperó la intensidad y la actitud que no había mostrado en la Copa de la Liga, aunque por momentos corrió de atrás a las individualidades brillantes del Flamengo. Lisandro López no convertía hace 20 partidos, y cuando logró mandar la pelota a la red, Herrera le anuló el gol por una falta previa inexistente de Eugenio Mena. Lo llamativo que no se revisara esa jugada en el VAR, aunque después entró en acción: anuló bien por fuera de juego un gol para cada equipo y marcó la expulsión del central Mateus. Dos minutos después de ese grito ahogado de Lisando López, la conexión se repitió pero el capitán tiró la pelota por arriba del travesaño. Deja la sensación que la suerte le es esquiva a Lisandro, pero aún le queda una esperanza en el Maracaná.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021