“Yo veo un partido de hockey y me apasiono, no puedo controlarlo es la pasión por este deporte ”

En una nueva entrega del ciclo de entrevista por el Instagram de 2m al mundo. Enzo Ricardo Muñoz habló con Alejandro Domínguez actual entrenador del Benfica de Portugal.

En la charla Domínguez detalla sus comienzos, el sueño de jugar en Europa, la familia, sus hijas y el momento actual que vive su carrera  deportiva.   

¿Cómo arrancó la temporada con el confinamiento y esta situación de la pandemia?    

“La verdad que es una situación muy extraña para nosotros, tuvimos un mini contacto de dos semanas en el mes de junio que pudimos entrenar en condiciones extraordinarias, a lo que considero que es una temporada muy rara, pero bueno ya estamos en marcha otra vez, así que vamos a intentar normalizarla y trabajar con garantías sobre el proyecto que comenzamos hace un año y medio”.

¿Contanos de tus comienzos en el Hockey sobre patines?

“Yo empecé en el Deportivo Español (Bs. As.) de la mano del Kuki Dalefe, que venia de Comunicaciones, ya que en el club no había Hockey sobre patines. Yo me enganche enseguida y me gusto mucho hice toda mi infancia en el club de mi vida donde me crie y siempre soñaba con ser bueno. Después me fui a San Lorenzo a la categoría juvenil trabaje mucho y tuve la suerte que Miguel Gómez me vio en un argentino categoría junior y me llevo a la selección. Eso fue muy importante para mí, porque me ayudo a decidirme en forma clara de hacer una apuesta  definitiva  por el hockey, ya que venía de un lugar donde el hockey no está muy arraigado con en San Juan, pero yo quería jugar a esto.

El apoyo familiar fue fundamental para que vos practiques hockey sobre patines

 “Mis viejos me apoyaron en esto, en un club como el Deportivo Español que es de la colectividad Española, así que mi viejo y mi mamá iban conmigo al club. El se ponía a jugar al dómino o a la brisca, o se juntaba en la cafetería con amigos a cantar y tomar los vinitos en la barra, y yo todo el día con los patines hasta que me llamaban para irnos a la noche. Yo estaba todo el día en el playón y sino en la pista, pero siempre con los patines puestos porque era mi vida, eso era mi vida. Cuando empecé a crecer tuve la sensación de que quería algo más, me fui a San Lorenzo que era un club más importante en el Hockey Patín y que tenía un equipo en primera muy bueno, allí pegue un salto de calidad que me ayudo a entrar a la selección argentina, y también en Olimpia,

¿Cómo llega la posibilidad de vestir la camiseta de la selección?

“Para nosotros que estábamos en Buenos Aires, la selección es algo que está lejos, esta lejísimo, y bueno fui a un argentino categoría junior, y la verdad que yo no hice un buen argentino, no hice un buen torneo, me sentía presionado por que iba a estar toda la elite del hockey argentino allí, no jugué un gran torneo, no sentí que había rendido como estaba acostumbrado a rendir y una vez terminado el torneo, se me acerco Miguel (Gómez) y me convoco a la preselección de junior. Para mí fue un sueño que se concreto cuando quede en la selección que fue al sudamericano en Chile, lo ganamos y fui el máximo goleador del campeonato, yo no era titular ni mucho menos, no lo era, pero tuve mucha suerte fue un sueño hecho realidad”.  

¿Quién te convence para venir a jugar a San Juan?

“Miguel me dice porque no te vienes a Olimpia, yo estoy armando un proyecto. Allí comencé a soñar con la posibilidad de ir a Europa a jugar. Por eso decido ir a jugar a San Juan, en donde juegue media temporada y me fui a Europa”.

Con que equipo debutas en el hockey europeo

“Arrancó en el Tordera, porque allí estaban Joan y José Enrique Torner, yo los tenía en un poster en mi casa, era algo raro jugar con mis ídolos, por eso me decidí por el Tordera, pero fue muy duro deportivamente, porque te chocas con la realidad de un hockey muy profesional y a parte porque el entrenador no me utilizaba, como es normal, como es lógico, para mí era la persona más odiada del mundo, pero la verdad es que no estaba preparado, ese fue un año muy complejo por lo que viví.   

¿Cómo fue aquel encuentro con tus hijas en el Congo?

“Yo lo primero que quiero decir es que intento desmitificar el tema de la adopción y vivirlo como algo natural, como cualquier pareja que quiere formar una familia. Yo no soy un súper héroe, somos normales y escogimos este camino por diferentes motivos, el primero porque queríamos ser papas, la mayoría de la gente quiere ser papa en forma bilógica, nosotros decidimos hacerlo por la adopción, somos normales y tuvimos la gran suerte de que todo saliera bien y que la adopción fuera un éxito. El tramite duro mucho, como el proceso, el parto dura nueve meses, lo nuestro mucho mas, hubo momentos duros en el cual desistimos, el tramite lo paramos, nos puso a prueba como pareja, incluso a prueba con lo que sentíamos el uno por el otro. El viaje fue duro porque nosotros íbamos por cuatro días y se extendió por veinte, pero acabo bien porque conocimos a nuestras hijas que solo la habíamos visto  por foto, fue mágico y muy hermoso. 

Te imaginabas este momento por el cual estas pasando en lo deportivo, estar entre los mejores técnicos, haber sido campeón del mundo, estar  siempre en los planes y  consideración de todos los equipos. 

“El éxito es muy curioso porque hay gente muy, muy buena que no estuvo en el momento justo y lugar indicado, yo conozco muchos tíos muy capaces que no están en boca de todos. Yo creo que hay dos cosas muy importantes; la primera es esa dosis de suerte, de destino para definir algo que uno no puede controlar pero lo pusieron allí y la otra es el trabajo, que yo hago con mucha  pasión, es lo que me levanta cada mañana, ocupa mis pensamientos y me focalizo cuando estoy en el trabajo de cuerpo y alma, o cuando tengo que planificar adelante del ordenador. Por eso yo creo en estas dos vertientes, la suerte del destino y la otra es el trabajo, que me ha movido siempre, yo trabajo mucho y con mucha pasión, yo amo este deporte con toda mi alma, lo amo desde que el Kuki me dio un stick aquel día y no he perdido esa pasión. Yo veo un partido de hockey y me apasiono no puedo controlarlo es la pasión por este deporte ”.  

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021