Con importantes restricciones por el Covid-19, empezó la gran peregrinación anual a La Meca

Los fieles musulmanes seleccionados para el hach empezaron la gran peregrinación de La Meca, en un formato restringido a causa de la pandemia del nuevo coronavirus, que los obliga a guardar una cuarentena antes y después.

En pequeños grupos, cada uno con un guía, los fieles dieron siete vueltas a la Kabaa, la construcción cúbica que se encuentra en el centro de la Gran Mezquita de La Meca, según imágenes en directo de las televisoras sauditas.

Con mascarilla y a distancia los unos de los otros, los peregrinos en fila india caminaron alrededor de la Kabaa, vigilados por policías y otros agentes oficiales. Luego hicieron siete veces el camino entre Safa y Marwa, dos rocas cerca de la Kabaa, siguiendo los pasos de Hajar, la esposa del profeta Abraham.

Entre 1.000 peregrinos, según las autoridades sauditas, y 10.000, según los medios, todos residentes en el país, participan este año en el hach, un número ínfimo comparado con los 2,5 millones de 2019.

El hach es uno de los cinco pilares del islam, que todos los fieles deben cumplir al menos una vez en la vida si tiene los medios para ello. Los peregrinos fueron colocados en cuarentena a su llegada a La Meca este fin de semana.

Debido a la pandemia de Covid-19 los peregrinos no pueden tocar la Kaaba, advirtieron las autoridades, que indicaron que se desplegarán clínicas móviles y ambulancias sobre el terreno.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021