Barcelona volvió al confinamiento voluntario por rebrotes

Al menos cuatro millones de vecinos de la ciudad española de Barcelona y de los municipios de su área metropolitana iniciaron otra vez medidas restricitivas para contener los contagios de coronavirus, que se han acelerado en la última semana en la norteña región de Cataluña.

Ante esa situación, el Gobierno regional pidió a los ciudadanos no salir de casa a no ser que sea «estrictamente» necesario, un nuevo confinamiento temporal que tiene carácter voluntario, pero que el Ejecutivo autonómico confía en que se cumpla.

Además, quedan prohibidas las reuniones de más de 10 personas, y se vuelve a limitar al 50 % el aforo en bares y restaurantes y cerrar cines, teatros, locales de ocio nocturno y gimnasios.

También quedan restringidas las visitas a las residencias de mayores por ese tiempo.

El rebrote en Cataluña es el más grave, junto a otro de Aragón, entre varias decenas detectados desde que el país, uno de los más afectados del mundo, puso fin a la mayoría de sus restricciones por el coronavirus, el 21 de junio, luego de 99 días de cuarentena.

La enfermedad tuvo su pico entre fines de marzo y principios de abril, con entre 800 y 900 muertos por día, pero luego comenzaron a remitir los contagios y decesos y desde hace una semana hay menos de diez muertes diarias, aunque los casos están en alza.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021