jubilado organizaba marchas anti cuarentena y murió de coronavirus

Ángel José Spotorno era un jubilado de 74 años, sano y activo militante de la UCR – PRO, que encabezó varias marchas en contra de la cuarentena, pero en una de esas acciones se contagio de coronavirus. Luchó contra la enfermedad, hasta que el 16 de junio murió en su casa del barrio de Mataderos.

Spotorno descreía que le pudiera pasar algo y estaba enfurecido con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, y no lo respetaba.

Spotorno se había quedado viudo hace cinco años, era padre de dos hijas y abuelo de dos nietos; y hacía poco había entablado una relación con una mujer a la que estaba conociendo. “Quería seguir viviendo”, sostuvo su prima.

El hombre fue militante de la Unión Cívica Radical, antiperonista y en los últimos años se sumó a las filas del PRO y como tantos radicales se convenció del proyecto de Mauricio Macri.de hecho en su cuenta de Facebook hay fotos de él en distintas actividades y junto a dirigentes de esa fuerza política.

La realidad es que la pandemia no le significó un mayor cambio en su rutina, solo que radicalizó su opinión contra el Gobierno y el kirchnerismo, y empezó a ir a las movilizaciones anticuarentena que se llevaron a cabo en el Obelisco en plena cuarentena.

“Un día él me dice ‘fui a la concentración en el Obelisco’. Hablamos hasta la 1 de la madrugada. Le dije que no entendía por qué hacía esto sabiendo que la mayoría de la gente cumplía la cuarentena y él no. Estaba muy enojada”, explicó su prima Marita.

José Spotorno empezó a sentirse mal y a faltarle el aire, por este motivo el 10 de junio fue al Hospital Álvarez y en la guardia le midieron la temperatura, le recomendaron tomar paracetamol y hacerse vapores de sal. Al ver que ya tenía algo de mucosidad, a los tres días concurrió otra vez, pero los médicos le diagnosticaron que debía ser una alergia, por lo que le sugirieron que abra las ventanas de su casa.

De acuerdo a la reconstrucción que pudo hacer la familia, el lunes 15 el jubilado mantuvo una conversación por chat con una compañera de partido hasta que, de un momento a otro, dejó de contestar. La última conexión quedó marcada a las 22.20.

Luego llamaron al 911, y la policía logró ingresar al domicilio y encontró al hombre muerto en uno de los sillones que se encontraba frente al televisor.

En un principio se creyeron que su fallecimiento se había producido por un infarto, pero al tratarse de una muerte dudosa y en medio de una pandemia, el juzgado interviniente colocó una faja en la casa ya que requería ser desinfectada y había que resolver algunos temas prácticos.

Según el certificado de defunción de la morgue que fue entregado a los familiares el sábado 20 de junio decía que José había fallecido por una “Neumopatía” y “Covid-19″.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021