Vladimir Putin presidió su ansiado desfile en conmemoración de la victoria sobre los nazis

El presidente ruso, Vladimir Putin, conmemoró este miércoles el sacrificio soviético a 75 años de la derrota nazi, dando comienzo a un desfile militar lleno de patriotismo. A solo unos días del referéndum constitucional, que le permitiría mantenerse en el poder hasta 2036, Putin presidió el acto de 14.000 hombres en la Plaza Roja de Moscú, que debía haberse celebrado el 9 de mayo pero fue aplazada debido a la epidemia de nuevo coronavirus.

“Cuesta incluso imaginar cómo habría sido el mundo si el Ejército Rojo no hubiera salido a defenderlo”, proclamó Putin. Los soldados soviéticos “liberaron los países de Europa de los invasores, pusieron fin a la tragedia del Holocausto, y salvaron del nazismo, esa ideología mortal, al pueblo de Alemania”, señaló el presidente ruso ante sus tropas en uniformes ceremoniales, y sin mascarilla pese a la epidemia.

Estamos abiertos al diálogo y a la cooperación en los asuntos más actuales de la agenda internacional. Entre ellos, la creación de un sistema de seguridad fiable y común”, aseguró Putin.

El jefe del Kremlin, que pidió un minuto de silencio en memoria de los caídos en la contienda conocida en Rusia como Gran Guerra Patria, subrayó que el Ejército Rojo fue el que hizo una mayor contribución a la derrota de las tropas hitlerianas.

En este discurso patriótico, pero conciliador, el jefe del Estado ruso evitó sus acusaciones contra los países occidentales, a los que acusa de querer minimizar, con fines políticos, el papel soviético en la derrota del nazismo.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Producción - 2645057395
Ventas - 2645143021